La escucha activa en Internet no se equivoca y la detectamos. Las mujeres están reivindicando el lugar que nunca les hemos querido dar. 

Hemos estado observando como, dentro de un contexto de reputación corporativa, varias marcas llevan posicionándose en el mercado en “pro” de la mujer. 

Algunas son directas: Las curvas son bellas (DOVE), la niña puede ser quien quiera ser(AXA), deporte femenino (IBERDROLA), o los verdaderos hombres también lloran (GILLETTE) 

Creo que este tipo de publicidad activa tiene un papel importantísimo en el cambio social, sin duda. Sin embargo, pienso que el cambio – como ya hemos dicho muchas veces – se lidera desde dentro de las marcas, en silencio, con políticas activas de IGUALDAD SALARIAL,  CONCILIACIÓN e IGUALDAD DE OPORTUNIDADES, entre otras. 

Leer más

En el mundo offline, las marcas pueden coexistir, en el mundo online la primera que registra es la que se queda con el nombre. Por tanto, parece indispensable que las marcas se preocupen UTILICEN o no esta red social, REGISTREN el nombre y VERIFIQUEN la cuenta. 

Desde 2016 más de 2.000 millones de personas han descargado la aplicación y la tendencia creciente es imparable.

Leer más

Como Saturno devoró a uno de sus hijos en la obra de Goya, las grandes tecnológicas nos han convertido en híbridos mutantes que caminamos sin levantar la mirada más allá de nuestro móvil.

Nosotros somos el producto, nuestros objetos tienen Internet y nuestros datos son PARCIALMENTE ANÓNIMOS, por lo que escapan totalmente de la regulación en privacidad.

El contrapoder a estos gigantes no deviene tan solo de la defensa de la competencia – por otro lado – también necesaria (mírese la fuga de influencers de Youtube a Twitch) sino de una efectiva regulación de esta economía del dato.

Esta información facilitada por nosotros gratuitamente tiene valor y los escándalos como el de Cambridge Analytics son tan solo algunas muestra del poder ilimitado.

Leer más