¿Un vaso medio vacío? Ponga un pesimista en la gestión de una crisis reputacional

Recientemente leí la importancia de tener un pesimista en los equipos y vi  la necesidad de integrar este perfil en un equipo de gestión de crisis. 

“Murphy” suele tantear las crisis, el pesimista pensará: 

  • Si este contenido se puede viralizar, lo hará. 
  • Nuestra respuesta será tardía o no adecuada.
  • Este incidente reputacional traerá daños económicos enormes. 
Leer más

Esta vez, en Eurovisión, ganó la reputación negativa. En concreto, de la delegación italiana, que fue acusada de consumir cocaína en el propio festival. 

La noticia corrió como la pólvora no sólo en Twitter, sino en toda la red y sistemas de mensajería desde la madrugada y todo el domingo. 

La lección es que cualquier asunto reputacional de gran impacto, como este, no se puede PARAR. Es imposible. 

Ante una situación similar, imprevista, el equipo de protección reputacional que monitoriza debe advertir que el contenido está teniendo mucho impacto y convocar al comité de crisis. 

Leer más

El daño reputacional, en sí mismo, no es indemnizable, excepto en los supuestos en que incurrimos en otros tipos delictivos (injuria, calumnia) o cuando, directamente, falseamos los hechos que se relatan.

Hemos tenido noticia de una sentencia interesante donde se condena a pagar 35.000 euros por una campaña de desprestigio en forma de difamación a una clínica veterinaria con más de 30 reseñas falsas en Google Business

Según se entendía, la libertad de expresión excedía de la mera crítica profesional.

Leer más