Dice el dicho que “Nada es verdad o mentira, todo depende del color con que se mira”. Ante esto yo diría “Nada es verdad o mentira, todo depende de la percepción como se pinta”. 

Pues eso, que la lucha está en la percepción, no en la verdad, que nadie suele querer saberla. Recuerdo una empresa que era capaz de medir el número de manifestantes en las concentraciones, pero no logró sobrevivir, porque a nadie le interesaba saber cuántos manifestantes había realmente en la manifestación. 

La reciente polémica publicada en el BOE acerca del uso de herramientas del gobierno para detectar y combatir las FAKE NEWS es, en mi opinión,  absurda. 

Los gobiernos, desde hace años, monitorizan con herramientas parecidas a las nuestras  cómo les describen los medios, para identificar su afinidad y pagar las campañas de comunicación institucionales- Y no sólo ellos…..cualquiera de los partidos!  

Lo trágico de la noticia es que se oficializa algo que ya ocurría desde hace mucho tiempo. Interesará ahora qué parte del gasto en estos servicios lo pagaremos entre todos, esa puede ser una explicación razonable. 

Y si no es así, que este post desaparezca por información no veraz.. Me temo, no obstante, que continuará por los siglos de los siglos…

!Amén!.