Estos días de ajetreo emocional son y serán claves para el posicionamiento de las marcas. Seguridad y vínculo emocional son palabras que he escuchado de gente que sabe lo que dice.

Tengo la sensación, no obstante, que muchas marcas consideran la reputación como una campaña de comunicación, una competición para ver quién hace más por los demás, olvidando que la esencia de las marcas está en un TODO que son sus consumidores, son sus trabajadores, sus directivos .…

El trabajo de fondo reputacional es el que tiene uno internamente: Transparencia, honestidad, cuidado, proximidad, ecología…. y la reputación, ya vendrá.

Me pregunto como consumidor, ¿me impactan las campañas que me dicen lo buenas que son las marcas?, pues relativamente. Me impacta mucho más cuando alguien conoce a alguien que trabaja en….. a quien han atendido sorprendentemente bien en….. o que dice que la calidad del producto es…..

Subestimamos el trabajo serio, interno y sincero de las marcas.

Una marca no deseaba que se conocieran sus acciones sociales, así que nos solicitaron controlarlo en Internet. El éxito de la marca estaba y está, todavía hoy, en la sinceridad de un trabajo interno y en silencio.