Dicen los historiadores que si todos los que decían que habían viajado y sobrevivido en el Titanic lo hubieran hecho de verdad, éste se habría hundido antes de emprender el viaje. 

En LinkedIn abundan perfiles personales desactualizados y falsos. 

Tener el perfil desactualizado puede ser necesario para el profesional que está en búsqueda de trabajo y creo, ciertamente, en el pacto leal no escrito de que cuando obtenga un nuevo empleo actualizará su perfil. 

Sin embargo, hay personas que directamente han creado perfiles falsos asociados a una marca para mentir en el currículo. 

Perder una oportunidad comercial por un contacto realizado en un perfil falso en LINKEDIN puede ocurrir, así que aconsejamos controlarlo periódicamente a través del departamento de Recursos Humanos en coordinación con el departamento Legal. Nosotros nos encargamos de eliminarlo.

Desde el punto de vista reputacional no nos cansaremos de advertir que la reputación se construye también por las personas. Es por ello que aconsejamos a las marcas controlar estos perfiles en la red para que se requiera su retirada o se solicite su eliminación en LinkedIn u otras redes sociales. 

Que nuestra marca no sea un Titanic….!