Tal y como se está planteando, este mundo virtual será una simulación del real. Las empresas tendrán su propia presencia virtual, su publicidad… Algunas, con sus propios sistemas de monetización con Tokens (monedas virtuales),venderán sus productos y servicios. 

La clave en esta fase inicial podría ser la verificación de la presencia en la red (como ocurre en los perfiles sociales), los mecanismos de atención al cliente virtual (para evitar o mitigar contingencias reputacionales) y la verificación de productos, servicios y tokens, entre otros.

Mientras los usurpadores confundan con sus perfiles, los consumidores nos critiquen con o sin razón y los piratas ataquen nuestra presencia virtual, engañen con tokens, concursos o la venta de productos falsificados, nosotros estaremos ahí, monitorizando y protegiendo la marca.

En este mundo paralelo el Blockchain tendrá un lugar destacado, no tengo dudas. Más dificultades tengo en pensar si, como hasta ahora, los procesos de identificación en la red seguirán siendo inexistentes.

Aún es pronto, pero llegará! Así que atentos al nuevo e-universo!