Como en la película La Tentación Vive Arriba de Billy Wilder todos tenemos tentaciones…y la de subirse a la campaña de BLACK LIVES MATTER mundial es un caramelo difícil de no saborear. 

Actores, artistas y políticos están “dando su rodilla a torcer”. Estoy a la espera de que algunos de nuestros políticos olvidadizos de la pelotas de goma en las aguas de Ceuta  y de nuestra política en el mediterráneo se agachen, ellos también.

Esto no obstante, hay riesgo por parte de las marcas que de forma interesada se han añadido a esta campaña sin analizar, probablemente, los riesgos del movimiento : Amazon o Loreal son tan sólo dos ejemplos del vapuleo monumental, tal y como se refleja en este artículo https://mashable.com/article/brands-statements-george-floyd-protests/

  • ¿Tenemos como marca  una política activa o código ético en relación a la discriminación por raza? 
  • En España existen medios de comunicación que se han posicionado en contra de este movimiento: ¿Está nuestra publicidad digital en ese medio… Nuestra Agencia tiene control específico de esto?
  • ¿Nuestros productos o servicios cuidan en su publicidad la diferencia… Estamos reflejando a las minorías?

Estas y otras preguntas incómodas deben hacernos reflexionar y cambiar, en su caso. No hablamos tan sólo de hechos, sino también  de la percepción de nuestros consumidores porque, no lo dudemos, buscarán nuestras incoherencias y del destino depende su viralidad y, por tanto, nuestra reputación digital.

Sumarte a la campaña BLACK LIVES MATTER puede beneficiarte…….pero cuidado, miremos antes nuestra marca a conciencia. La Reputacion digital es un filo hilo invisible, en el que hay que andar con mucho tente y cuidado porque al mínimo desliz, te caerás.