En estos días de POST-COVID muchos se están lanzando a tener presencia digital

Uno de los grandes retos es qué marca elegir. Muchas veces la sonoridad y el concepto son los motores que nos llevan a elegir una u otra denominación.

Sin perjuicio del ya muy complicado mundo del registro off-line, y más para empresas con vocación internacional, se presentan retos muy interesantes en el mundo online que, normalmente, no se toman en cuenta.

La marca off line, y la online reflejada en el dominio y en las redes sociales, deben ser armoniosas entre sí, coherentes.

Es importante deliminar el mercado digital objetivo: países e Idiomas. Recomiendo hacer una simple búsqueda con el nombre de la marca en el buscador predominante del país destinatario de los servicios, ya que nos podemos llevar más de una sorpresa. Algunos se han dado cuenta que su marca coincidía con el nombre de una actriz y que jamás lograrían tener un buen posicionamiento.

Es muy interesante ver qué dominios están disponibles y sin obsesiones por el .com que, si la marca ya tiene cierta relevancia, ya estará cogido 😊. No debemos perder de vista los dominios territoriales (en España .es), dominios estratégicos como el .tv (para contenidos audiovisuales) y los dominios de nueva generación (.fashion, .sport, .food…)  https://www.icann.org/resources/pages/tlds-2012-02-25-en

Es imprescindible registrar el nombre en las redes sociales antes de salir al mercado: Twitter, Instagram, YouTube y cualquier otra en la que vayamos o podamos estar, ya que los trolls o especuladores acudirán a registrarse en estas redes. Aconsejo mirarlo previamente en https://namechk.com/

Una vez tomada la decisión es aconsejable un registro defensivo para evitar que terceros ciberocupen la marca, asegurándose de tener cierta actividad para que no suspendan la cuenta.

En caso de ocupación, tras llevar a cabo una evaluación, hay que valorar la posible recuperación del dominio y la red social ocupada.

Cuando se tiene presencia en Internet es importante monitorizar dominios y redes sociales para controlar la identidad digital de la marca.

Mientras que en el mundo offline las marcas pueden coexistir para diferentes clases, en Internet la identidad es única. Quien registre en primer lugar la terminación del dominio y su nombre en la red social etc.. en igualdad de condiciones será quien que ostente los derechos.

En definitiva, hay que adelantar al ciberokupa y después, ¡mantenerlo controlado!