Un tribunal chino ha ordenado a finales de septiembre a dos fabricantes de juguetes que dejen de producir y vender juguetes con la imagen del popular personaje de dibujos animados Peppa Pig, que ha enfrentado su primer caso de propiedad intelectual en el gigante asiático en la PRODUCCIÓN. El diario South China Morning Post  informó que la Corte de Hangzhou, en la provincia oriental de Zhejiang, también ordenó a las compañías infractoras pagar a los propietarios del personaje de Peppa Pig una compensación de 150.000 yuanes (unos 22.000 dólares) por violación de los derechos de autor. 

Desde su llegada a China en el año 2015, el personaje se ha convertido en toda una celebridad y su imagen se ha usado en una gran cantidad de juguetes, ropa y otros productos.